{historia de un jersey}

Esta es la historia de un jersey. La historia empieza hoy y no sabemos cuándo ni cómo acabará, así que más que una historia es una bitácora de un jersey.

Este proyecto, que en realidad viene del invierno pasado, es un reto personal. Ayer deshice todo el trabajo que llevaba hecho, ya que al mirarlo después de unos meses en el baúl de los trabajos pendientes, todas las imperfecciones aparecieron como si fueran rótulos en Las Vegas… soy una persona perfeccionista, y aunque el plan original era “ignorar” todos y cada uno de los fallos… ¡no he podido! ¡eran demasiados! ochos desiguales, errores en los puntos… ¡un auténtico desastre!

Vuelta a empezar. Esta vez, lo haré todo bien.

Anotando las cosas, usando las herramientas necesarias, contando bien las pasadas entre giro y giro… y será un jersey precioso, ¡vaya si lo será!

Por ahora sólo puedo enseñaros un trocito: el elástico de la trasera y el detalle en rojo, pero todas las historias empiezan por el principio, ¿no? Aunque este jersey haya tenido dos principios.

{semana #01}

 

semana #01

{en las nubes}

Después de unos meses en barbecho coincidiendo con el fin del caluroso verano alicantino, mis ganchillos están de nuevo en marcha. ¡Y de qué manera! Empezar proyectos es siempre emocionante, sobretodo si los piensas ya concretamente para una persona. Y … Sigue leyendo

{Afghan}

Cuando hace unos meses un compañero de Unai descubrió que iba a ser papá, me lancé, por fin, a la gran piscina del ganchillo y decidí empezar una mantita en forma de estrella que me tenía locamente enamorada.

Una de las cosas que descubrí mientras buceaba en el infinito mundo de pinterest en busca de inspiración fue que las mantitas tejidas a mano en inglés se llaman afghans y no blanket, que es el nombre genérico de cualquier manta. Hay miles y miles de patrones de mantas de ganchillo, todas son bonitas, pero yo buscaba algo más original… Así que cuando encontré el tutorial de The Crochet Crowd lo tuve claro… ¡era mi mantita! ¡Mi propia star afghan! 

Esta mantita es perfecta para lucirse en el carrito de paseo por el parque o simplemente para tenerla sobre el sofá para ver la tele. ¡Y encima es la mar de moderna! ¡Perfecta!

Pensé que sería un regalo muy original para el bebé y, siendo un poco egoísta, me serviría también de aprendizaje para la mía propia, jijiji.

Hay pocas cosas que no me gusten de la ropa de bebé, tan pequeñita y delicada… sin embargo no acabo de entender es esa obsesión por los colores azul y rosa pastel que parecen tener todos los aspirantes a padres, o mejor dicho, los señores que deciden qué se lleva cuando eres una personita en miniatura… como si usar otra gama de colores fuera a disgustar a nuestros pequeñines…  ¡de eso nada! Hay colores preciosos, modernos y atrevidos, que combinan perfectamente con un ambiente infantil y sin embargo no son nada ñoños…

Como la manta la empecé sin saber si el bebé sería nene o nena (de hecho seguimos con la incógnita), pensé que lo mejor era optar por una combinación lo más unisex posible. La forma de estrella es bastante poco común (mi abuela sigue opinando que debería haberla hecho cuadrada… “ay nena, cuadradita mejor… es más normal…”) así que los colores también tenían que reflejar ese espíritu no-ñoño: rosa palo, blanco, azul turquesa y un beige tostado.

Me puse manos a la obra… los colores iba eligiéndolos a sentimiento, sin un plan establecido, lo intenté, pero el resultado era demasiado rígido, por lo que abandoné mi tendencia a tenerlo todo planificado y fui improvisando.

 ¡Hace poquito por fín la he terminado! Estoy muy muy contenta con el resultado:

IMG_1755 IMG_1760Tengo que darle las gracias a mi tía Pilar por prestarme su maravillosa casa para hacer las fotos. ¡Es todo un lujo contar con un ambiente tan bonito!

¿Qué os parece mi star afghan? Yo creo que ha quedado preciosa…jijiji…

¡Tengo muchas ganas de dársela a los felices futuros papás!

¡Meow! =^.^=

 

{tricotín y las personas}

Luisa

Este es un proyecto muy especial. Os cuento por qué…

Mañana es el cumpleaños de una amiga a la que quiero infinito, Luisa,  y pensé que nada mejor para ella, que es directora de una agencia de arte, la ballena imantada,  que un regalo hecho a mano especialmente para ella.

Elegí un color rojo vibrante, vibrante como ella, en una preciosa lana de merino combinada con un hilo de algodón de un tono más oscuro, que a mí, personalmente me encanta.

Como quería hacer un cuello Doble Moebius, me decidí por un punto bobo, que es reversible y me permitía girar la labor sin que se apreciase los derechos y los reveses de la misma.

IMG_1631

IMG_1635
¿Veis qué bonito queda el punto con la doble hebra de la lana?

El toque especial

¿Un Moebius pensado para Luisa? ¡Eso hay que celebrarlo! Por eso, a partir de este momento, cuando una prenda está pensada para una personita especial, la etiqueta lo reflejará. No sólo es una prenda tricotín, sino TU prenda tricotín.

IMG_1661

¿Os gusta la idea?

Meow! =^.^=

{pantuflas}

¡Nos vamos de taller!

ESta tarde estaré ocupadísima: voy a aprender a hacer pantuflas, de la mano de las maravillosas Charo & Bea, dueñas de ypunto, la tienda de lanas donde compro habitualmente.

Este mes estoy de baja, así que he aprovechado para apuntarme a todos los talleres posibles y así, mejorar y aprender cositas nuevas.

¡Ya os iré mostrando los resultados!

 

Meow! =^.^=

 

10×10 {diez por diez}

Empezando

Una de las primeras cosas que debemos hacer al empezar un proyecto es, una vez elegida la lana, las agujas adecuadas y el punto que os apetezca utilizar, realizar una muestra: el famoso 10×10.

En mi caso una bonita lana katia dual tejida con agujas del nº8 con punto de arroz.

Red Silked

¿En qué consiste un 10×10?

Un 10×10 es un cuadrado del punto que tendrá 10 puntos y que tejeremos hasta que formemos un cuadrado. Con la ayuda de éste cuadrado seremos capaces de calcular fácilmente cuántos puntos necesitaremos en nuestro proyecto. Para ello mediremos con una cinta métrica flexible en el centro de nuestro 10×10. Así, evitaremos tomar como medida los primeros puntos, que suelen ser un poco más apretados de lo normal, ni aquellos que están cercanos a la aguja, ya que al estar aún enlazados a ésta,  y tampoco nos darían una medida correcta.

¿Qué hago con mi cuadradito una vez que tengo claras las medidas?

Bueno, yo os recomendaría que no lo deshicierais ya que en un proyecto puede que necesitemos volver a coger puntos y a usar nuestra muestra como medida. Si andáis cortos de lana, apuntad en vuestra libreta de proyectos las medidas del 10×10.

En la propia madeja de lana viene un esquema del 10×10.

IMG_1565

Este esquema puede servirnos de guía; sin embargo, hay que tener en cuenta dos cosas: primero, que no es infalible; y segundo, que no siempre las agujas utilizadas serán las mismas.

En mi caso, estoy utilizando las agujas del nº8 en vez de las del nº7 por lo que mi 10×10 será ligeramente diferente al indicado en la madeja.

¿Puedo ahorrarme el 10×10?

En general, cuando hacemos bufandas o cuellos de lana, podemos saltarnos este paso, siempre y cuando tengamos claro cómo queda el punto elegido con la lana que hemos comprado. Pocas veces usaremos una medida exacta para realizar estas prendas, así que el ojímetro es un método totalmente válido.

En mi caso, quería, sobretodo, comprobar cómo quedaba el punto de arroz en esta preciosa lana. ¡El resultado me ha encantado!

¡Hasta prontito! ^_^

{un lugar donde trabajar}

No hay nada más importante que estar a gusto con el lugar de trabajo, sentirse cómodo en él, disfrutar cada instante que pasas allí sentado.

Yo tengo la suerte de contar con una mesa preciosa de madera maciza para ello. Me la regaló una amiga hace unos meses y en cuanto la ví lo supe: ahí voy a trabajar yo. ¡Había encontrado mi espacio!

Imagen

No siempre consigo que esté tan ordenado… en realidad, siempre he sido un poco caótica, pero intento día a día mejorar ese aspecto. Mantener en orden el lugar de trabajo es, sin duda, una de las cosas más difíciles de hacer, pero al mismo tiempo, una de las más satisfactorias

Aunque es cierto que el punto se puede hacer en casi cualquier sitio (uno de mis lugares favoritos es la terraza de nuestra casa, al solete), en Tricotín Tricotán no nos limitamos simplemente a las dos agujas: ¡nos gustan todos los retos! Punto, amigurumis, ganchillo, costura… ¡un universo de posibilidades! Por eso, es tan importante tener un buen lugar donde soñar.

Para ciertos trabajos, como las cestas de trapillo XXL es absolutamente necesario una superficie de apoyo, de lo contrario, nuestra labor se deformará a consecuencia de su propio peso.

En el caso de los amigurumis, sobre todo los más grandotes, también nos ayudará a no cansarnos demasiado tener una superficie donde apoyarnos: tened en cuenta que en la mayoría de los casos han de ir rellenándose, por lo que su manipulación llega a ser algo engorrosa.

En cualquier caso es para mi un placer presentaros mi cuartel general, desde el que intentaré compartir con vosotros mis trabajos y lo poquito que sé y voy aprendiendo.

¡Hasta prontito! ^_^

{Tricotín Tricotán}

¡Hola a todo el mundo!

Bienvenidos a nuestro pequeño universo de Tricotín Tricotán.

Qué es Tricotín Tricotán

Es nuestra pequeña aventura personal dentro del universo hand made, de las cosas bonitas y hechas despacio y con mucho amor.

Composición

30% trapillo, 15% amigurumi, 15% ganchillo, 30 % de punto y un 10% de ilusión.

Indicaciones

Tardes lluviosas sin nada que hacer, regalos originales, tu jersey favorito, organizar los armarios, viajes en tren…

Posología

Administrar alegremente