{Christmas Time}

Parece que ya se respira en el aire… es el espíritu navideño que asoma por los rincones de la ciudad… En Komorebii nos hemos dejado contagiar por la Navidad y hemos creado esta preciosa estrella para el escaparate de mi … Sigue leyendo

{Hora de Aventuras}

Ya están aquí: los dos personajes principales de la popular serie Hora de Aventuras, Jake el Perro y Finn el Humano… ¿No son una maravilla? Sin duda pueden ser un regalo diferente para nuestros niños grandes estas Navidades… ¿os animáis? … Sigue leyendo

{Finn el humano}

Hacer un amigurumi de un personaje “real” es siempre más difícil, existen miles y millones de imágenes de cómo se supone que debería ser. Con Finn el Humano estoy muy contenta, yo creo que me ha quedado la mar de … Sigue leyendo

{en las nubes}

Después de unos meses en barbecho coincidiendo con el fin del caluroso verano alicantino, mis ganchillos están de nuevo en marcha. ¡Y de qué manera! Empezar proyectos es siempre emocionante, sobretodo si los piensas ya concretamente para una persona. Y … Sigue leyendo

10×10 {diez por diez}

Empezando

Una de las primeras cosas que debemos hacer al empezar un proyecto es, una vez elegida la lana, las agujas adecuadas y el punto que os apetezca utilizar, realizar una muestra: el famoso 10×10.

En mi caso una bonita lana katia dual tejida con agujas del nº8 con punto de arroz.

Red Silked

¿En qué consiste un 10×10?

Un 10×10 es un cuadrado del punto que tendrá 10 puntos y que tejeremos hasta que formemos un cuadrado. Con la ayuda de éste cuadrado seremos capaces de calcular fácilmente cuántos puntos necesitaremos en nuestro proyecto. Para ello mediremos con una cinta métrica flexible en el centro de nuestro 10×10. Así, evitaremos tomar como medida los primeros puntos, que suelen ser un poco más apretados de lo normal, ni aquellos que están cercanos a la aguja, ya que al estar aún enlazados a ésta,  y tampoco nos darían una medida correcta.

¿Qué hago con mi cuadradito una vez que tengo claras las medidas?

Bueno, yo os recomendaría que no lo deshicierais ya que en un proyecto puede que necesitemos volver a coger puntos y a usar nuestra muestra como medida. Si andáis cortos de lana, apuntad en vuestra libreta de proyectos las medidas del 10×10.

En la propia madeja de lana viene un esquema del 10×10.

IMG_1565

Este esquema puede servirnos de guía; sin embargo, hay que tener en cuenta dos cosas: primero, que no es infalible; y segundo, que no siempre las agujas utilizadas serán las mismas.

En mi caso, estoy utilizando las agujas del nº8 en vez de las del nº7 por lo que mi 10×10 será ligeramente diferente al indicado en la madeja.

¿Puedo ahorrarme el 10×10?

En general, cuando hacemos bufandas o cuellos de lana, podemos saltarnos este paso, siempre y cuando tengamos claro cómo queda el punto elegido con la lana que hemos comprado. Pocas veces usaremos una medida exacta para realizar estas prendas, así que el ojímetro es un método totalmente válido.

En mi caso, quería, sobretodo, comprobar cómo quedaba el punto de arroz en esta preciosa lana. ¡El resultado me ha encantado!

¡Hasta prontito! ^_^

{un lugar donde trabajar}

No hay nada más importante que estar a gusto con el lugar de trabajo, sentirse cómodo en él, disfrutar cada instante que pasas allí sentado.

Yo tengo la suerte de contar con una mesa preciosa de madera maciza para ello. Me la regaló una amiga hace unos meses y en cuanto la ví lo supe: ahí voy a trabajar yo. ¡Había encontrado mi espacio!

Imagen

No siempre consigo que esté tan ordenado… en realidad, siempre he sido un poco caótica, pero intento día a día mejorar ese aspecto. Mantener en orden el lugar de trabajo es, sin duda, una de las cosas más difíciles de hacer, pero al mismo tiempo, una de las más satisfactorias

Aunque es cierto que el punto se puede hacer en casi cualquier sitio (uno de mis lugares favoritos es la terraza de nuestra casa, al solete), en Tricotín Tricotán no nos limitamos simplemente a las dos agujas: ¡nos gustan todos los retos! Punto, amigurumis, ganchillo, costura… ¡un universo de posibilidades! Por eso, es tan importante tener un buen lugar donde soñar.

Para ciertos trabajos, como las cestas de trapillo XXL es absolutamente necesario una superficie de apoyo, de lo contrario, nuestra labor se deformará a consecuencia de su propio peso.

En el caso de los amigurumis, sobre todo los más grandotes, también nos ayudará a no cansarnos demasiado tener una superficie donde apoyarnos: tened en cuenta que en la mayoría de los casos han de ir rellenándose, por lo que su manipulación llega a ser algo engorrosa.

En cualquier caso es para mi un placer presentaros mi cuartel general, desde el que intentaré compartir con vosotros mis trabajos y lo poquito que sé y voy aprendiendo.

¡Hasta prontito! ^_^