{Totoro}

Totoro es uno de esos personajes de Miyazaki simplemente adorable.

En Komorebii sentimos pasión por los personajes de Miyazaki y sin duda, Totoro es el primero de muchos amigurumis de su universo, mágico y adorable. Voy a tejer un universo Miyazaki para cuando tenga un hijo, que desde pequeño le acompañe la sonrisa de Totoro, los espíritus del bosque, Chihiro, Ponyo…

Este amigurumi fue un proyecto express… pensado y hecho: cuando tienes que hacer un regalo a una personita muy especial y sabes que sabrá apreciar a Totoro. Tejer a contrarreloj, ¡qué maravilla! En el autobús, en la cama, después de comer… todos los instantes libres fueron  para este proyecto.

¿Os gusta el resultado?

10431204_10204367323840846_8381351940496557284_o

Anuncios

{Hora de Aventuras}

Ya están aquí: los dos personajes principales de la popular serie Hora de Aventuras, Jake el Perro y Finn el Humano… ¿No son una maravilla? Sin duda pueden ser un regalo diferente para nuestros niños grandes estas Navidades… ¿os animáis? … Sigue leyendo

{Finn el humano}

Hacer un amigurumi de un personaje “real” es siempre más difícil, existen miles y millones de imágenes de cómo se supone que debería ser. Con Finn el Humano estoy muy contenta, yo creo que me ha quedado la mar de … Sigue leyendo

{en las nubes}

Después de unos meses en barbecho coincidiendo con el fin del caluroso verano alicantino, mis ganchillos están de nuevo en marcha. ¡Y de qué manera! Empezar proyectos es siempre emocionante, sobretodo si los piensas ya concretamente para una persona. Y … Sigue leyendo

10×10 {diez por diez}

Empezando

Una de las primeras cosas que debemos hacer al empezar un proyecto es, una vez elegida la lana, las agujas adecuadas y el punto que os apetezca utilizar, realizar una muestra: el famoso 10×10.

En mi caso una bonita lana katia dual tejida con agujas del nº8 con punto de arroz.

Red Silked

¿En qué consiste un 10×10?

Un 10×10 es un cuadrado del punto que tendrá 10 puntos y que tejeremos hasta que formemos un cuadrado. Con la ayuda de éste cuadrado seremos capaces de calcular fácilmente cuántos puntos necesitaremos en nuestro proyecto. Para ello mediremos con una cinta métrica flexible en el centro de nuestro 10×10. Así, evitaremos tomar como medida los primeros puntos, que suelen ser un poco más apretados de lo normal, ni aquellos que están cercanos a la aguja, ya que al estar aún enlazados a ésta,  y tampoco nos darían una medida correcta.

¿Qué hago con mi cuadradito una vez que tengo claras las medidas?

Bueno, yo os recomendaría que no lo deshicierais ya que en un proyecto puede que necesitemos volver a coger puntos y a usar nuestra muestra como medida. Si andáis cortos de lana, apuntad en vuestra libreta de proyectos las medidas del 10×10.

En la propia madeja de lana viene un esquema del 10×10.

IMG_1565

Este esquema puede servirnos de guía; sin embargo, hay que tener en cuenta dos cosas: primero, que no es infalible; y segundo, que no siempre las agujas utilizadas serán las mismas.

En mi caso, estoy utilizando las agujas del nº8 en vez de las del nº7 por lo que mi 10×10 será ligeramente diferente al indicado en la madeja.

¿Puedo ahorrarme el 10×10?

En general, cuando hacemos bufandas o cuellos de lana, podemos saltarnos este paso, siempre y cuando tengamos claro cómo queda el punto elegido con la lana que hemos comprado. Pocas veces usaremos una medida exacta para realizar estas prendas, así que el ojímetro es un método totalmente válido.

En mi caso, quería, sobretodo, comprobar cómo quedaba el punto de arroz en esta preciosa lana. ¡El resultado me ha encantado!

¡Hasta prontito! ^_^